Cocear un BANDO


El alcalde o la alcaldesa de cualquier pueblo emiten “bandos”. El de Berrocalejo los cocea. Al menos eso ha hecho con el último, referido al Plan General Municipal, la Comisión Vecinal y “razones morales varias”. Difícil encontrar e imaginar brutalidad mayor en tan pocas líneas de “literatura” municipal. ¡Qué horror! ¡Qué vergüenza ajena más espantosa! ¡Lo qué deben estar pensando de nuestro pobre pueblo…! ¡Vaya alcalde, colega, me han comentado! ¡Y lo que es peor: posiblemente haya “palmeros” que le hayan hecho incluso la “ola” a la salida de la ovejera o en corrillos de alterne…!

En fin, que se le encendió la pluma y coceó el bando, que no tiene desperdicio, porque es una antología del disparate. De entrada descubre que no tiene ni ha tenido nunca intención de dar participación a la Comisión Vecinal en el análisis de las alegaciones que se hayan podido presentar al avance del Plan, y a través de las cuales quedarán sin duda bastante bien visualizados el grado y forma de aceptación popular al texto elaborado por los técnicos de la Junta (“sin que los concejales de Gobierno hayamos dicho nada”). Pero esa intencionalidad la reconoce ahora el alcalde, y además la argumenta con frialdad normativa, mientras que durante semanas ha mantenido lo contrario, dejando ver su supuesta cara más amable, en esa forma de actuación habitual en él: ocultar datos, no decir la verdad, ganar tiempo…, para al final hacer siempre lo que le viene en gana. ¡Como para comprarle al señor alcalde un coche de segunda mano…!

Y el caso es que en su comienzo el bando indigna, pero es que después da miedo.

Apelando a la “razón moral” (¿de quién, exactamente?), tira con munición de alto calibre y no se corta un pelo en considerar manipuladores, falsos y malos vecinos a un buen grupo de paisanos, que a raíz del sorpresivo anuncio de que se había elaborado un nuevo Plan y las profundas dudas que al respecto existían entre los afectados por una evidente falta de información que él precisamente debía facilitar, lo único que han pretendido con la creación de una Comisión Vecinal, ha sido intentar poner un poco de luz y alentar la participación colectiva. Algo que para el alcalde García Breña y sus concejales del PP, es obviamente pecado. ¡Querer saber y participar! ¡Hasta ahí podía llegarse! Para el alcalde García Breña y su equipo de concejales del PP, el Ayuntamiento es cosa solo suya. ¡Qué quede clarito!

Pero no solo considera suyo el Ayuntamiento, sino el pueblo entero. Bien rotundo lo escribe al final del bando: “La Comisión va en contra de los intereses del pueblo y al que estoy obligado a defender.” ¿Defenderlo de qué? ¿De un acto público en el que se iban a escuchar opiniones contrarias al desarrollo urbanístico de la Isla de Valdecañas, en la que se iban a explicar otras alternativas de crecimiento, otras formas de entender el progreso? ¿Es eso malo de por sí, significa eso un ataque “al pueblo”, que necesita ser “defendido” por su alcalde? ¿Pensar que la Isla ha sido un mal proyecto que no ha dejado beneficios evidentes, o que los tribunales puedan acabar considerando definitivamente ilegal toda la operación con las responsabilidades y costos que eso pueda suponer, le convierte automáticamente a cualquier mojino en un mal paisano? Ni mucho menos. Eso solo lo piensan o lo afirman los de “moral” contaminada.

Como miembro independiente del Grupo Municipal Socialista acepto la realidad de la Isla, pero también acepto que haya convecinos que no lo hagan, y no por ello los descalifico. Nosotros seguimos apoyando la existencia y operatividad de la Comisión Vecinal, como forma de enriquecer el debate urbanístico surgido en torno al Plan General, y pedimos al equipo de Gobierno del PP del Ayuntamiento que haga lo mismo. Eso no quiere decir que comulguemos con todas sus iniciativas y propuestas, tal y como se concreta, por ejemplo, en el hecho de que nuestro concejal no suscribió la moción planteada por la Asamblea Vecinal sobre la supuesta ilegalidad del PIR (Plan de Interés Regional) de Valdecañas.

La Comisión Vecinal, con la invitación a los ecologistas sin explicarlo con claridad en su solicitud de local, seguramente haya realizado una actuación criticable, pero en modo alguno merecedora de ser descalificada con la dureza que el alcalde utiliza en su bando, ni por supuesto, resulta repudiable en sí misma. La reunión con los ecologistas es tan digna y solvente, como sí hubieran organizado otra con los decanos de arquitectura de todas las facultades de Extremadura. O, por no irme por las ramas, un encuentro con los redactores del Plan General Municipal… Esto lo han intentado con especial interés…, pero el alcalde no se lo ha facilitado… Porque el alcalde, ya se sabe, lo único que quiere es mandar de manera caciquil en “su” Ayuntamiento, y que no le molesten. ¡Ah, bueno, y cobrar todos los meses sus eurazos, que con los tiempos que corren son una bendición!

Michelle Sánchez. 2012

pdfCocear un BANDO

Sobre Diario de Berrocalejo 362 Artículos
Asociación virtual de vecinos de Berrocalejo, creada con el fin de dar información política y social de nuestro pueblo. En ella podremos también expresar nuestros sentimientos, a través de nuestras dotes artísticas y culturales; que son muchas, convirtiéndola en una galería para publicar nuestros trabajos. Os animo desde aquí a que seáis participes de esta nueva andadura, aportando vuestros conocimientos, dotes y quejas que consideréis que el pueblo debe saber, creando así un mejor futuro para nuestro pueblo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.