Editorial: “PLAN GENERAL: ASÍ, SÍ”


Pese a lo accidentado de su desarrollo, la reunión informativa que el Ayuntamiento organizó en las antiguas escuelas con los técnicos que han redactado el Plan General Municipal de Urbanismo, está dando sus frutos. Tras la discusión, la crí­ticas y en ocasiones incluso la algarada, todas las partes (equipo de gobierno municipal, oposición, vecindario y arquitectos e ingenieros), convinieron en que eran procedentes modificaciones. Que el texto inicial bien puede ser mejorado mediante el proceso de alegaciones públicas oficial y también con la aportación de las propuestas que salgan de una “Comisión de Vecinos”, que el alcalde se comprometió a impulsar y escuchar.

Al final de la sesión, el primer edil llamó al representante socialista, para apalabrar un encuentro inmediato. Confiamos en que dé o haya dado sus frutos. Desde aquí­ ya hemos mantenido en dos comentarios editoriales anteriores, que a Berrocalejo le conviene un Plan General Municipal que clarifique su urbanismo y facilite expectativas de desarrollo, y que lo mejor serí­a que el mismo saliera del mayor consenso polí­tico y vecinal posible. Y el camino marcado por algunos paisanos en el transcurso de la reunión, y rápidamente asumido por PP y PSOE, creemos que puede ser muy válido, por lo que debe ser cumplido en todos sus términos: dar transparencia a la documentación; ampliar el periodo de información pública y abrir la participación a todo el que quiera colaborar. Sin duda el pueblo ha dado una muestra de madurez colectiva, que los muní­cipes no pueden traicionar. En este punto no nos duelen prendas reconocer, que la nueva representación socialista en el Ayuntamiento surgida de las últimas elecciones municipales, personificada en el concejal Ángel Pedro Martí­nez Cáceres y el grupo de apoyo que sin duda aparenta tener detrás, ha supuesto un revulsivo al “palpitar ciudadano”, mortecino por la gobernabilidad “oscura” a que nos ha tenido acostumbrados los mandatos del alcalde Garcí­a Breña. Confiemos en que al cabo sea para bien y no flor de un dí­a.

Sobre el contenido del Plan que explicaron los técnicos, no queremos entrar en profundidades, por cuanto podrí­a ser sustancialmente modificado, pero sí­ comentar algunos aspectos. Primero resaltar lo restrictivo que es en relación con el anterior y la clara apuesta que hace por basar el crecimiento en el desarrollo de nuevas “unidades y sectores de actuación urbanizado en suelo urbano”, frente a la opción anterior, que apostaba más por expansionar el casco urbano consolidado y sus aledaños. Esto, sin duda, implicarí­a el nacimiento de unos novedosos enclaves urbanos que cambiarí­an notoriamente la “cara” del pueblo, frente a la anterior opción menos rupturista.

Una paradoja que puede producirse a raí­z de lo conocido, en razón de la aparente complejidad que llevará consigo la promoción de cualquier proyecto urbaní­stico en las nuevas zonas de desarrollo programadas, es que haya una notoria deserción de propietarios, que no quieran ver sus fincas incluidas en las mismas, aunque el lapicero de los redactores así­ lo haya determinado. También la repercusión económica del IBI urbano puede incidir en este sentido. Cuestiones que consideramos se combaten perfectamente con conocimiento derivado de una adecuada información, diálogo y sólo en última instancia, muy en última instancia con la imposición legal.

El nuevo Plan apuesta, asimismo, por una concentración de las dotaciones públicas en un punto preferente (piscina y zona deportiva actual), al tiempo que lleva el proyecto de hacer viviendas sociales al Cerro Calvario, zona de indudable valor paisají­stico, por lo que supone una decisión francamente controvertida. Poco dice con respecto a La Isla, por cuanto este enclave del pueblo está regulado por un PIR (Plan de Interés Regional), que lo deja todo completamente “empaquetado” y reafirma lo “ajeno” del mismo a la realidad histórica del municipio Así­ se será, probablemente, por mucho tiempo. Por supuesto, todaví­a queda sin aclarar cuánto y en qué forma ha podido incidir la existencia de La Isla en la redacción y contenido del Plan General. ¿Qué Berrocalejo haya crecido “allí­” tanto, ha podido influir en qué ahora no pueda crecer en otros puntos? Esperamos respuestas de quién pueden y tienen la obligación de darlas. Interesante sin duda el dato que los técnicos ofrecieron: el parque de La Isla es público, igual que las instalaciones deportivas. Algo que el Ayuntamiento no habí­a explicitado hasta ahora. Habrá que preguntar por qué.

Por último, lo que más corre de boca en boca quizá no siendo lo más importante, pero que tampoco resulta baladí­: ¿Ha habido favoritismo en la delimitación de las zonas de desarrollo a favor de concejales, familiares y amigos de los que mandan en el Ayuntamiento? Pues todaví­a no podemos decir ni que sí­, ni que no, aunque las sospechas no carecen de cierto fundamento. Hasta el alcalde, como cogido en falta, llegó a decir en la reunión con el vecindario, que “si su finca era el problema, la retiraba”. ¿No saber estar a la altura de la situación, mala conciencia, simple tonterí­a…? El caso es que pasó. Obligación tiene de aclararlo. Desde luego en esto los socialistas parecen que van a ser implacables. Están en su derecho; es su obligación. Para defenderse, el primer edil argumento también que “todo lo habí­an hecho los técnicos…”, con lo cual se puso más en evidencia. La pregunta surge de inmediato: ¿entonces para qué tenemos alcalde, si todo lo hacen los técnicos…? Como esto, evidentemente, no es, pues, más que una sandez argumentativa que nadie se cree, la medicina para el mal pasa por la transparencia y la participación. Es absurdo, ridí­culo incluso por parte de un alcalde, poner en las exclusivas manos de unos técnicos, por muy profesión ales que sean, todo el diseño futuro de tu pueblo.

Por todo lo descrito, concluimos como empezamos: el desarrollo de los compromisos que salieron de la reunión del 30 de abril, son casi una garantí­a para poder afirmar, que “así­, sí­. Así­ Berrocalejo, sí­ puede conseguir un buen Plan General.” Que no decaiga, por favor.

Mayo de 2012.

Sobre Diario de Berrocalejo 350 Artículos
Asociación virtual de vecinos de Berrocalejo, creada con el fin de dar información política y social de nuestro pueblo. En ella podremos también expresar nuestros sentimientos, a través de nuestras dotes artísticas y culturales; que son muchas, convirtiéndola en una galería para publicar nuestros trabajos. Os animo desde aquí a que seáis participes de esta nueva andadura, aportando vuestros conocimientos, dotes y quejas que consideréis que el pueblo debe saber, creando así un mejor futuro para nuestro pueblo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.