Peñaflor… y el jamón.


Aunque realmente parece que en el pueblo no están los ánimos para convivencias y confraternizaciones, sacando cada cual lo mejor de sí­ mismo, un buen montón de vecinos de prácticamente todas las edades, desde lozano muchacherí­o a longevos especí­menes de todaví­a buen ver y aceptable forma fí­sica, nos decidimos el pasado sábado a hacer, un año más, la Marcha a Peñaflor; allá dónde nuestro paisaje se hace especialmente sublime.

Fue, sin duda, una buena jornada, en la que todos disfrutamos recorriendo lo que es nuestro, redescubriendo algunos que Berrocalejo tiene un entorno muy bello, merecedor de nuestro máximo respeto y cariño. En la casa del guarda de la Dehesa, en los zagurdones y junto a los restos arqueológicos hubo paradas y oportunas explicaciones al caso del concejal encargado de estos eventos. Y a pie de Peñaflor, por supuesto, el regocijo final de la misión cumplida con foto grupal de rigor, precedida de interesante charlita sobre la rica fauna de la zona, a cargo del gentil guarda forestal que tuvo a bien acompañarnos… Y al cabo, claro: ¿lo mejor…? Bueno, bueno dejémoslo en lo más suculento: las migas municipales…, ¡perdón las migas extremeñas, gentilmente ofrecidas por nuestro Ayuntamiento como recompensa a los excursionistas que habí­an forjado un nuevo eslabón de nuestra tradición…, sin olvidar tampoco a los que se apuntaron allí­ mismo, llevados por la solidaridad, la curiosidad, el hambre, o vaya usted a saber qué…! El caso es que hubo migas ricas y en abundancia, queso pimentonado y fresco muy bueno, sangrí­a fresquita y nada cabezona, vino, refrescos…, y puede que hasta agua… Sí­, posiblemente hasta agua, aunque no del grifo, que no están las cosas para esas heroicidades.

Al cierre, un año más: sorteo. Rifa de un jamón local, chulamente empaquetado para evitar especulaciones excesivas sobre calidad y costo. Un buen jamón en todo caso. El concejal correspondiente pidió una mano inocente, que resultó llegar de una niñita forastera. ¡Y, pumba, salió el número agraciado! ¡Y, pumba, resultó que lo llevaba el alcalde! Comenzaron a escucharse grititos jocosos de “tongo” y bastantes risitas y risotadas, que el alcalde, con gesto aún más ceñudo que el ya mostrado en toda la excursión, cortó de raí­z, dejando bien clarito que habí­a ganado limpiamente, sin necesidad de ayudas de ningún tipo, como sí­ pasó en las elecciones, no permitiendo duda alguna de quién en Berrocalejo, sin ayuda alguna, solo con la suerte corta el bacalao, pinta las rayas sobre los planos…, y se zampa el jamón municipal de Peñaflor. Afortunadamente el otro, el de la “Feria de Abril” que se celebró en el bar del mismo nombre, ese jamón gentileza de la casa, sí­ lo pudo disfrutar todo el que quiso.

Michelle Sánchez …2012…

Galeria de Fotos Escursion a Peñaflor 2012

Sobre Diario de Berrocalejo 373 Artículos
Asociación virtual de vecinos de Berrocalejo, creada con el fin de dar información política y social de nuestro pueblo. En ella podremos también expresar nuestros sentimientos, a través de nuestras dotes artísticas y culturales; que son muchas, convirtiéndola en una galería para publicar nuestros trabajos. Os animo desde aquí a que seáis participes de esta nueva andadura, aportando vuestros conocimientos, dotes y quejas que consideréis que el pueblo debe saber, creando así un mejor futuro para nuestro pueblo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.